martes, 9 de junio de 2015

Quejarse por el "artículo 33"

Voy a tocar esta vez un tema de actualidad, que feche este post cuando lo feche, siempre será actualidad. Fue, es y será actualidad de forma continua, lamentablemente.

Uno de los deportes nacionales, la "queja". Hay otros eh...  como la "envidia", que no iría muy alejada del comentario que se puede hacer, pero... me voy a remitir un poquito más al ámbito laboral.

Nos quejamos cuando llueve, nos quejamos cuando no llueve, nos quejamos cuando hace frío, nos quejamos cuando hace calor, nos quejamos cuando hay mucho trabajo, nos quejamos cuando hay poco trabajo... en definitiva, nos quejamos. ¿¿ Por qué ??



En resumidas cuentas, podríamos afirmar que el ser humano es inconformista por naturaleza, es decir, nunca está conforme con lo que tiene, con lo cual siempre anhela poseer algo mejor. ¿Pero realmente lucha por tenerlo? ¿Se esfuerza por conseguirlo? Es una clara incongruencia, que un algo porcentaje de gente, en este caso de trabajadores, es inconformista porque quiere algo mejor, pero conformista porque no hace nada por obtenerlo. ¿En qué quedamos? Ah sí... se me olvidaba... la culpa es de los demás... "me hacen la puñeta", "soy un incomprendido", "me hacen la cama", "mi jefe me tiene manía"... etc... etc... etc... ¿¿¿ Lo has oído más de una vez ehhh ???

Hemos pasado, espero poder reafirmarlo dentro de muy poco, una de las peores crisis socio-económicas que ha tenido nuestro país en toda su historia. Insisto, espero que la crisis sea historia, y que de aquí en adelante hablemos de crecimiento. Todo este impacto, ha traído una importante selección en el ámbito laboral, donde solo los más fuertes, han podido aguantar el tirón. La criba ha sido espectacular.

Escribí en un post anterior, que 2015 sería importante en la retención del talento por parte de las empresas, pero ojito, no solo las empresas tienen algo que decir, también los trabajadores han tenido la oportunidad, y como no, la obligación, de mejorar día a día con el fin de mejorar su rendimiento personal. Las empresas, quieren a los mejores, y los mejores, siempre tendrán más oportunidades. ¿¿ Tú quieres ser el mejor ?? ¿¿ Te conformas con quejarte pero no haces nada por mejorar ??

Hemos pasado de un tiempo de bonanza donde todos cobrábamos más, a un tiempo donde nuestro trabajo se vio remunerado de forma insuficiente. Más horas por menos salario... es decir, motivo para "quejarse". No estoy afirmando bajo ningún concepto que no haya motivo de queja, ni que no haya que manifestar las cuestiones con las que no estamos de acuerdo, no se me malinterprete. Lo que quiero transmitir, es que esas quejas han de ir acompañadas de argumentos, de soluciones, de hechos que las puedan hacer sólidas. Si vas con un NO por bandera, no te auguro un futuro profesional halagüeño...




Quejarse porque sí, nunca sirvió de nada... ¡¡ pero desde muy pequeñitos ya !! El ejemplo más claro es cuando... con pocos años de vida, ante nuestras pataletas al querer algo lo mejor es que no se nos haga caso para que se nos pase. Si al final se que tengo razón... ¿¿ O no ??

No pretendo que todos seamos optimistas, se que no es posible, y soy consciente que viven muchas familias en nuestro país con graves problemas laborales, pero lo que si tengo claro, es que todos, absolutamente todos, el 100% de la población activa de nuestro país, tendría razones para quejarse, y podría tener por bandera su queja ante todo... pero ¿de qué serviría eso? ¿¿ Volvemos a la bandera del NO ??

Por último, decir que tal y como mi amigo Carlos Andreu expresa en sus conferencias, las sensaciones negativas duran 140 minutos, las positivas, sólo 60... con ello si un lunes por la mañana te juntas a primera hora con un compañero cenizo (pesimista) lo más seguro es que durante los próximos 140 minutos no levantes cabeza... ¿¿ Merece la pena ?? La diferencia es clara...

Dejemos de quejarnos... siempre hay alguien que puede tener un trabajo peor que el nuestro....



Y para finalizar, una ilusión, una esperanza... posiblemente no volvamos a los tiempos económicos de hace 10 años, pero... de igual modo que las empresas buscan talento... ¿por qué los trabajadores no pueden buscar, lograr, llenar esos huecos que las empresas precisan? 

¿¿ Lo intentamos, o nos quejamos ?? Yo no tengo duda... lo voy a intentar. No, mejor dicho, ¡¡ lo voy a conseguir !!


Alberto Joven

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada