martes, 11 de junio de 2013

Aníbal Malvar, ¿qué me estás contando?


Jamás pensé que tendría que escribir un post en mi blog, dedicado a un periodista, o más bien a alguien que escribe o colabora con un periódico, en base a una noticia por la cual, muchos de mis compañeros nos hemos sentido señalados.

Leí atónito el pasado 8 de junio, una noticia en El Confidencial, periódico del que reconozco era asiduo visitante por sus noticias de economía, cuya información podemos decir que en cierto modo me aportaba algo de conocimientos, en la cual se hacía referencia a UDIMA (Universidad a Distancia de Madrid), en la que, casualmente me matriculé el pasado febrero de 2013, para intentar obtener el Grado de Ciencias del Trabajo y Recursos Humanos, y así complementar mi experiencia profesional en la Asesoría donde presto mis servicios, con la formación impartida por esta Universidad. 

El paso de la matriculación, fue una decisión meditada, ya que requiere un importante esfuerzo, tanto personal, como familiar y económico. Los que me conocen, y sobre todo mi familia y amigos cercanos, saben de lo que les hablo.

Pues bien, según Aníbal Malvar, en un atrevimiento mayúsculo, ya no se si intencionado, o fruto de su ignorancia, en la Universidad en la que curso mi grado, no suspende nadie, se regalan los aprobados, y simplemente se realiza un cambio de cromos, títulos por dinero. He querido esperar 3 días a escribir este post, y no me voy a extender en demasía, no merece la pena.

Ahora mismo, me encuentro en período vacacional, he solicitado una semana de vacaciones para ponerme al día con los estudios, en base a la cercanía de los exámenes, pero a las 7.00 de la mañana, me he levantado con el firme propósito de no acordarme de la noticia, y acudir a la Biblioteca a seguir con mi preparación. Además, prácticamente ninguna de las noches de este invierno he podido disfrutar de mi familia, ni he podido acostar ni ver levantarse a mi hijo de 1 año, ni he podido ir los sábados libremente a pasear o jugar con mis pequeños, ni he podido hacer planes con los amigos o la familia ningún fin de semana, ni he podido ofrecer un capricho a mi mujer por estar económicamente "atado" por mis gastos universitarios. Cada semana aproximadamente, se me exigía desde UDIMA el realizar una Unidad Didáctica, con una serie de controles y cada cierto tiempo, la entrega de trabajos, tanto individuales como en grupo. 

Solo por si le interesa al Sr. Aníbal Malvar, que ni siquiera se si leerá esto, aproximadamente cada asignatura tiene 4-5 Controles durante el semestre, más 4-5 Trabajos o Actividades de Aprendizaje obligatorias, sin cuya confección, no puedes presentarte al Examen Presencial, que por cierto, debes obtener una nota mínima que supera el aprobado para poder hacer media con los trabajos.

Entonces, amigo ... ¿Que me están regalando a mi? ¿No hubiese sido mejor informarte? ¿No crees que debes una disculpa a muchos alumnos que estamos a breves fechas de los exámenes?

Y ya ... lo que más me dolería ... y sería para pensar, es que haya otros motivos, políticos, personales, etc. para que hayas publicado esa noticia.

Un dolido alumno de UDIMA, ex-lector de El Confidencial, que espera se haga justicia con el artículo publicado.

Alberto Joven
alberjv@gmail.com

4 comentarios:

  1. Una extraordinaria crítica al artículo de El Confidencial. Sin embargo, Alberto, yo nunca había oido hablar de esa revista, periódico, blog o lo que sea, y en mi opinión no se le debería haber dado el crédito que se le ha concedido.

    Tampoco creo necesario ni oportuno justificar los métodos de la escuela ante según que medios, pero dada la repercusión en mi entorno, y a pesar de lo tópico de defender el prestigio de nuestro título, también trataré de ser objetivo y me centraré en mi experiencia en la universidad de Alcalá y en la UNED.

    Cuando estuve en Suecia, por un intercambio escolar, me sorprendió la cantidad de medios y recursos en las aulas. La tasa de éxito rondaba el cien por cien, propiciado por las altas cotas de motivación y atención personal. Mientras tanto aquí, nos escandalizabamos del éxito de los nórdicos, criticando que un aprendizaje tan fácil de adquirir no podía ser bueno ni completo – pero ahí están, con la mejor renta de Europa-. Y es que estamos acostumbrados al sufrimiento y al fracaso sistemáticos.

    Pues esto, Malvar, es lo mismo. Atención personal, bibliografía, un buen servicio documental y medios y recursos de alto nivel al servicio del aprendizaje. Pero deberias constrastar tus fuentes, porque el 50% de la calificación no se obtiene en casa, sino que eso es lo que hay que sacar “para empezar a hablar” y poder hacer el examen, que también hay que aprobar con un cinco. Tú probablemente lo hayas hecho sin requisitos previos, y como yo solía hacer antes del plan Bolonia, estudiando las tres últimas semanas.

    El articulo de El Confidencial tiene el aroma de la carta de una novia rencorosa plantada y despechada, sin más fondo, pero quería aprovechar la ocasión para hacer estas aclaraciones, y porque no, desear que lo dices se cumpla, al menos este semestre. Suerte, Alberto con nuestra recta final.


    José Carlos Fernández
    Alumno Grado de Informática Udima

    ResponderEliminar
  2. Perdona José Carlos, no te había contestado, pero al aparecer de nuevo este señor en acción, me acordé de mi post.
    La verdad, que en plena época de exámenes, es duro trabajar salir de 7 a 15 para irte a estudiar después de una noticia de eso.
    Intentemos olvidar el asunto, sacar fuerzas y aprobar nuestras asignaturas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. pero no veo una denuncia ni ninguna demanda de udima a este señor! es indignante

      Eliminar