sábado, 15 de junio de 2013

¿Y por qué un líder?

Líder
(Del inglés leader, guía)
1.- Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora
2.- Persona o equipo que va a la cabeza de una competición deportiva
3.- Construído en aposición, indica que lo designado va en cabeza entre los de su clase

Una palabra muy utilizada últimamente en Recursos Humanos. Nos quedaremos con la primera acepción según el diccionario de la RAE, si bien, bajo mi modesto punto de vista, podemos definir al líder en relación a ese primer punto, pero más bien reconociéndola como " persona orientadora"

Es evidente, que la motivación y satisfacción laboral, está directamente relacionada con la relación que los trabajadores tengan con sus superiores, o bien con sus líderes. Centrémonos en estos últimos y a partir de ahí, pensemos en la importancia o no de tener un líder en nuestra empresa.

Los líderes, deben tener una serie de cualidades innatas que le harán llegar a esa posición. Líder, no es un título que se obtiene con una formación, ni con unos estudios, no es nada tangible. El líder, es una persona con una serie de condiciones que le han llevado a esa situación. 

¿Cuales son las principales características de un líder? 

Se puede buscar mucha información al respecto, son muchas las definiciones existentes, pero para mí, las principales características de un buen líder son, en primer lugar la Visión, ver más allá, tener siempre puestas las expectativas en el futuro, en la mejora continua, viendo la oportunidad a cada momento. A todo ello le sigue la Motivación. Debe saber optimizar y acompañar a su equipo en su deseo inmediato por mejorar. Un nuevo proceso siempre lo deben observar como algo óptimo, una oportunidad de crecimiento. Debe buscar vivencias estimulantes fuera y dentro del propio trabajo para su equipo. Por supuesto, un líder ha de ser un gran Gestor de emociones, y ha de conseguir un clima abierto, dinámico y de colaboración, con lo que seguramente se incrementará la calidad de vida laboral. Al contrario, y sucede lamentablemente en muchas empresas, un clima cerrado y de miedo, donde las personas tienen temor a las consecuencias de sus actos, crean un clima laboral negativo, lo que influye en los resultados de la empresa. Claro está, que un buen líder debe Asumir riesgos, dar la cara, paso al frente cuando una situación ha tornado en negativo. El buen líder, normalmente hablará de "nuestro equipo", "nuestro trabajo", "nuestros resultados", pero asumirá su "Yo" si algo en el proceso ha fallado. En mi opinión es determinante este punto.

Podríamos establecer más características, el humor, la adaptabilidad para el trabajo en grupo, la facilidad comunicativa, pero en términos generales, para mí los puntos citados serían los de mayor importancia a la hora de definir un buen líder.

En definitiva, cuando hay un proyecto común, o un grupo de trabajo definido, la existencia de un líder mejorará la Calidad de Vida Laboral, se adaptará de forma óptima a los Métodos de Trabajo, y por supuesto, todo ello derivará en un beneficio final para la empresa.

No me quiero extender en demasía ... pero, piénselo, ¿y por qué un líder?

Alberto Joven
info@albertojoven.com

Twitter: @alberjv






1 comentario:

  1. Es muy difícil introducir a un líder en una empresa que se sustenta en el parentalismo y el enchufismo. Y esa es la lacra de las empresas españolas.

    ResponderEliminar