lunes, 2 de julio de 2018

#RRHH Selección Española - Gestión del Ego

Interesante ha sido el culebrón que hemos vivido en los últimos días con el cese del hasta hace poco seleccionador Julen Lopetegui.

Lejos de lo deportivo, me baso más en lo que ha sucedido en el entorno, en la toma de decisiones, en la gestión del ego, en la coordinación de una entidad... estamos ante un caso que bien podría suceder en tu empresa. ¿Cómo hubieses reaccionado? ¿Hubieses tomado decisiones rápidas? ¿Hubieses consensuado con más tiempo la destitución?

Escucho, leo, múltiples reacciones, muchos comentarios, pero pocos están de acuerdo en algo. Antes de entrar a valorar y a tomar decisiones, y poniendo las cartas boca arriba en la mesa... tenemos una serie de actores que intervienen en esta película:

  • Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, que negocia con un entrenador con contrato a sabiendas que no es lo más ético sobre el papel, pero pensando únicamente en el beneficio de su equipo. "Empresario, aquí estoy yo"
  • Julen Lopetegui, ex entrenador de la Selección Española, que negocia un contrato, después de haber renovado otro hace escasas fechas, en plena concentración previa al Mundial. "No me mires que me da la risa"
  • Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, que nada más enterarse de la "traición" del entrenador, decide cesarlo fulminantemente. "Tonterías las justas"
  • Fernando Hierro, director deportivo de la Federación, convidado de piedra a este Mundial al que pasa de primer espada, dando la cara en todo momento y llevándose "las leches" del respetable en muchas ocasiones. "Solo en casa"
  • Los jugadores, que al final son los que deben sacar las "castañas del fuego", y que han tenido múltiples excusas a las que agarrarse sobre su eliminación. El fantástico "Valle de las Excusas donde nunca crece nada" "La culpa es de los demás"

En el caso de una empresa, Florentino sería tu competencia, tu empresa de enfrente que te ficha a un responsable de departamento por tu espalda, y a 3 días de la presentación de un producto estrella. Julen, es obvio, sería tu responsable fichado... y Rubiales, sería tu figura, tu persona. ¿Cómo hubieses reaccionado?

No es un caso sencillo, pero está claro que el despido laboral de Julen está más que justificado, y la falta de ética de Florentino también. ¿Rubiales debió torear de otra forma el despido?

Dado el paso, y puesto un nuevo responsable, en este caso Fernando Hierro, leo que algunos jugadores echaron de menos a su líder (Lopetegui), el que los había llevado allí. ¿De verdad se puede argumentar eso? ¿Me quiere explicar Koke, que falló el penalti porque se acordaba de su líder? Comentario mediocre a más no poder... una vez más "valle de las excusas."

Es todo un ejemplo de Gestión de Recursos Humanos, en la cual se han sucedido una serie de efectos en cascada, que particularmente a mi, me están sirviendo para intentar aprender en base a los sucesos a como gestionar esos momentos puntuales de decisiones drásticas.

Nadie tiene una respuesta real. Todo el mundo, el que más y el que menos, lo hace de un modo visceral, porque todos vamos un poco más allá... el resultado deportivo, el deporte, el mundial... Pero... ¿si fuese tu empresa como lo hubieses gestionado?

Y sigo analizando...

  • ¿Se ha perdido por el cambio de entrenador?
  • ¿Se ha perdido porque veníamos de una mala dinámica que ya se vio en los dos últimos partidos amistosos?
  • ¿Se ha perdido porque el estado físico de los jugadores no era el más apropiado?
  • ¿Se ha perdido porque los jugadores no estaban de acuerdo con las gestión de la crisis que se hizo?
  • ¿Se ha perdido porque antes de ir al Mundial todos los equipos conocían nuestra forma de jugar y tenían un método sencillo de defenderla?


Y me siguen faltando datos... pero sobre el papel, y con todos los respetos para las decisiones de todo el mundo, este es mi veredicto:

  • Tu equipo de trabajo, debe estar motivado siempre desde arriba, teniendo claro que son un grupo humano que defienden una marca, una firma, o como en este caso un país. 
  • La persona que en mayor o menor medida lo lidera, debe ser el número 1 en implicación, multiplicando de este modo la motivación y bienestar del grupo. 
  • Cuando el líder está negociando con otra marca su salida, es obvio que su implicación disminuye, su motivación se minora, y su capacidad de transmitir esfuerzo al grupo se define nula.
  • Florentino nunca debió negociar en esos momentos con Lopetegui (aún cuando está en su libertad empresarial pero no ética)
  • Lopetegui debió conocer los riesgos de sus negociaciones a espaldas (o no) de su actual marca, empresa, equipo... con la que hacía muy poco tiempo había estampado su sello de renovación.
  • Rubiales, defiende su marca, su equipo, su firma y debe cesar de ipso facto al líder (Lopetegui) guardándose incluso la posibilidad de una solicitud de (¿Indemnización?) por el posible daño causado.
  • Los jugadores, son el grueso del equipo, los que realmente tienen que definir el trabajo hecho en dos años, los que deben recordar los vídeos, parar los penaltis o defender los colores. Nunca deben olvidar que son los únicos que saltan al campo.

Y con todo esto... que nos hemos venido a casa en Octavos de Final del mundial más raro del mundo... y es que... ha quedado claro que los españoles somos más de BAR que de VAR



P.D. Por cierto, ¿os llamó Ramos? A mi no...





Alberto Joven
info@albertojoven.com
ajoven@seikoasesores.es

Twitter: @alberjv