jueves, 4 de agosto de 2016

"Desconectar SI pero apagar NO" #Vacaciones


¡¡Qué ganas de que lleguen mis vacaciones para desconectar!! ¿Quién no ha escuchado esa frase? Es una de las más repetidas en los últimos días (después por supuesto del proceso de investidura de nuestro gobierno, del que llevamos escuchando casi un año)

Cierto es que el cúmulo de estrés que venimos arrastrando, nos hace ir cargando nuestro cuerpo y nuestra mente hasta límites insospechados... hasta el típico "no puedo más" ¿Te ha pasado, a que sí? Y es que vivimos en una sociedad de aceleración, de inmediatez, del "todo para ya" que nos genera ese cúmulo de circunstancias negativas que generan el estrés.

Pero bueno... es nuestra vida eh... y ya sabes lo que decía Darwin y a lo que nos debemos adaptar. No queda otro remedio. Tenemos que aprender a gestionar ese estrés, esos momentos negativos, ese punto de nerviosismo que convive con nosotros.

Y llega el verano... y llega agosto... y... ¿¿desconectamos?? Venga te lo voy a permitir, que estés con tu Kas de Limón en el chiringuito. ¡¡Pero cuidado!! No me confundas desconectar con apagar.




Y tú me dirás... ¡¡venga tío si es lo mismo!! Pues no... para mi en absoluto es lo mismo. ¿Te lo explico?

Para mí, desconectar es dejar a un lado tus cotidianos problemas laborales y personales, y tomarlos de un modo un poco más liviano. Nunca olvidarlos... pero si intentar dejarlos ahí en el bolsillo del bañador. Es permanecer con el botoncito rojo del StandBy de la televisión listo para encender.

Apagar es olvidarte de todo, sacar eso que habías metido en el bañador y obviarlo en el coche, en el maletero, en el trastero. Posiblemente pasarás 2-3-7-14 días muy bien... pero ¿podrás volverte a enchufar?

Hace unos años, el período vacacional era otra cosa, lo reconozco. Hoy, que estamos siempre a vueltas con la #MarcaPersonal, ¿sabías que posiblemente uno de los momentos en los cuales tu marca personal se puede hacer visible es en los de vacaciones? ¿Por qué? ¡¡Sencillo!!

- ¿Qué hacemos cuando esperamos el bus para ir la playa?
- ¿Qué hacemos cuando vamos al chiringuito a tomar una cerveza?
- ¿Qué hacemos cuando estamos en la toalla en la arena?
- ¿Qué hacemos una noche de verano sentado en la terraza?
- ¿Qué hacemos cuando vamos en el tren a nuestro destino vacacional?

En un altísimo porcentaje, en todos esos casos somos consumidores de información, de datos. Observamos, leemos, tablet, móvil... ¿sigues pensando que en agosto no debes aparecer ahí?

Yo lo tengo claro... esto sigue cambiando a marchas forzadas, posiblemente demasiado rápido... pero pocas opciones nos quedan. O subimos, o nos quedamos. No te quiero convencer de nada... ¡¡yo me subo!! ¿¿Te vienes??

Finalizo. ¿Me permites 3 recomendaciones?
- Desconecta
- No apagues
- Sigue cuidando tu #MarcaPersonal

¡¡Prometo una foto con mi famoso Kas de Limón!!

¡¡Qué ustedes disfruten y les dejen disfrutar!!


Alberto Joven

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada