viernes, 20 de marzo de 2020

No quiero que nos aplaudan. Solo que nos comprendan.

14 de MARZO de 2020, DECRETO DEL ESTADO DE ALARMA

Miedo, mucho miedo. Desde ese momento, ya sabía que la semana siguiente iba a ser horrorosa, por varios motivos.

Gente a la que necesitas, lejos de ti, amigos, compañeros, pero sobre todo... tus hijos. ¿Iba a ser capaz? Yo me dije que sí... y aquí estamos, a viernes 20 de marzo de 2020, escribiendo, con música de fondo, en la soledad de una oficina de 300 m2, preparado para comenzar otra batalla.

Sin duda, el apoyo de compañeros de profesión con los que todos los días tenemos nuestros intercambios virtuales, gracias al Club de Innovación de Despachos, nos ha permitido salir reforzados de esta, o al menos, no caer en el intento.

...PERO LUEGO LLEGA EL DÍA A DÍA

Os pongo un ejemplo de ayer, de mi persona, de mi buzón, exclusivamente mío:
  • 59 llamadas de teléfono
  • 97 e mails recibidos
  • 61 e mails enviados
  • ¿Whatsapp? No he podido contarlos
59 + 97 entre llamadas y e mails recibidos, son 156 inputs negativos, de gente que desgraciadamente, tiene un problema grave. Psicología, pausa, entender, asesorar, tranquilizar... 

Un compañero de Madrid, me decía, que esto es "como una guerra, pero sin bombas", y es la mejor definición que he encontrado a esta situación.

Me relaja escribir, porque me hace sacar lo que llevo dentro. A muchos os dije que el miércoles 18 tuve un momento de llorera. Ahora, escribiendo me ha vuelto; no por nada, simplemente porque mi cuerpo también necesita soltar esa angustia.

La soledad.


...INSISTO, NO QUIERO QUE NOS APLAUDAN

Jamás me podré comparar con un médico, un policia, un militar, y tantos otros que están arriesgando su salud por nosotros. Jamás, no es mi intención ni lo ha sido nunca. Por supuesto, jamás mi tristeza será igual a la de aquellos que por desgracia han perdido un ser querido, o la lotería del virus les ha tocado. Jamás.

Solo pido, comprensión. ¿No es difícil verdad? No somos máquinas. Nosotros también tenemos miedo, también le tenemos miedo al COVID 19, también tenemos miedo de nuestras hipotecas, de nuestros alquileres, de nuestros hijos, de nuestras madres.. 

No quiero que nos aplaudan, solo quiero que nos comprendan. Nuestra soledad es grande. No tenemos al compañero de al lado para hacerle una pregunta, ni para comentar con un café, ni para que te pregunten por la salud de los tuyos.

Creo que es sencillo... y que es una situación nueva para todos. Muy nueva. Excesivamente nueva, pero para todos, para nosotros también.

...Y ¿GOOGLE SABE MÁS QUE NOSOTROS?

Quiero terminar con una reflexión, a modo de que nos entendáis. Cuando alguien nos envía un pantallazo de google, una noticia de ABC, un enlace de EL PAIS, nosotros ya lo hemos visto, ya tenemos la información real, no la sesgada. No os desgastéis con vuestros asesores en castillos en el aire.

Dentro del desorden jurídico de nuestro país, tenemos bases para conocer la norma, pero no olvidéis una cosa, ni en el INAEM, SEPE, AEAT, SEGURIDAD SOCIAL... a nosotros nos atienden tampoco, pero, saldremos de esta.

QUE LA SALUD, NOS PERMITA SEGUIR A VUESTRO LADO

No pido otra cosa. Que salgamos vivos los máximos posibles, y si un ERTE, una llamada, un mail, tarda un poco más, es porque estamos solos, ante una guerra en la que la vida nos ha puesto de protagonistas.

Pararé, lloraré y seguiré. No me rendiré. Pero de verdad, no quiero que nos aplaudan, solo que nos comprendan.

Como dice mi amigo y referente asesor Pedro Toledo, "que la fuerza os acompañe"



Alberto Joven
info@albertojoven.com
ajoven@seicoasesores.es

Twitter: @alberjv

1 comentario:

  1. Gracias por el texto, tocayo
    ... me ha supuesto un balón de oxígeno entre tanto caos y desordén
    Otro más que desde las 07:25 está "teletrabajeando" para al final del dia poder dar salida a esos incontables mails, whatsapps, llamadas, quejas, etc, etc....

    Indispensables y más en estos tiempos modernos de la despersonalización y falta de humanidad y empatía de la Admón, camorra o como cada uno la quiera llamar. No tanto como otros colectivos pero también aportamos lo suyo...
    A veces lo equiparo a lo que se debe sentir siendo árbitro, xD

    Gracias de nuevo, disculpa el pésimo redactado, un saludo !!

    ResponderEliminar