martes, 20 de septiembre de 2016

Trabajador DESmotivado ¡¡Lo conseguiste!!


Generalmente, se nos llena la boca de hablar de "equipos de trabajo" o "trabajo en equipo", cuando realmente, existe un gran número de empresas, generalmente Pymes, en los cuales la palabra equipo se queda en eso... palabra. ¿Conoces alguna?

La Motivación Laboral, una de las premisas del éxito de un equipo, no se basa solo en la poderosa influencia del dinero, sino que las personas que integran dicho equipo, son las que tienen la mayor influencia sobre esa Motivación. Soy de los que piensa, (no sé si estaré equivocado) que un equipo de trabajo lo forman todas las personas que están bajo una firma, bajo una marca, en una empresa, desde el Director hasta el último trabajador en formación incorporado. ¿Estás de acuerdo conmigo?

Afirmo sin dudar, que la falta de formación empresarial, hace mella en la negativa dirección de los equipos de trabajo. ¿Ejemplos? Falta de rigor, toma de decisiones bajo la influencia de terceros, ausencia de determinación a la hora de actuar ante una determinada situación, son algunos de los síntomas más comunes en aquellos dirigentes o personas al cargo de equipos que no tienen una cualificación necesaria. ¡¡Todo no se suple con el dinero!!. 

El trabajador ha de formarse, los mandos intermedios también, pero los mandos superiores tienen la obligación de hacerlo. ¿Lo hacen? ¡¡No en la mayor parte de los casos!! Y estoy hablando no solo de formación en su profesión, sino ya, en dirección de equipos, psicología laboral, etc. etc. etc.




¿Y qué ocurre cuando esto ocurre? Un juego de palabras para llegar a la DesMotivación... La censura, la negación, el ocultismo, la falta de libertad, el continuo marcaje al empleado, es en ocasiones la única forma de abrir brecha entre titular y colaborador, entre jefe y trabajador, entre tú y yo... ¿y entonces? ¿dónde termina esto? ¿y por qué se llega a eso? ¿y cómo se soluciona eso? Uff... demasiadas preguntas, ¿verdad? Mala solución, muy mala solución una vez que se ha llegado a eso.

No quiero tener la razón, sino solamente expresar mi opinión, reflexionar en voz alta y pensar el modo en el cual todos podemos ir en el mismo vagón, en el mismo tren, en el mismo barco... pero remando todos hacía el mismo sitio, o quizá... remando todos, con eso, uno se puede dar por satisfecho.

Un trabajador desmotivado, tarde o temprano cambiará sus miras, pensará en su futuro, tocará otras puertas o bien otras puertas le tocarán a él. Ley de vida, oferta y demanda... hoy por ti mañana por mi.

Siempre fui de los que opinan, que el trabajo en equipo, es una partida de naipes con las cartas boca arriba. En el momento en el que uno quiere esconder sus cartas, o quiere jugar con las del otro, el problema está naciendo... y por supuesto, querer ser el mejor, sin saber jugar al juego, tampoco es la mejor de las opciones.

En definitiva, un equipo es un grupo de personas con la misma camiseta, donde todos defienden los mismos colores, y tienen un denominador común, el éxito del grupo. ¿Te imaginas a Messi con una camiseta distinta a la del resto de sus compañeros? No te rías... estoy seguro, (hasta me juego un Kas de Limón) que en algunos equipos de trabajo, algunos, se creen Messi, y además llevan una camiseta distinta. Cosas que pasan.

...y es que, hasta para ser entrenador de 1ª juvenil hace falta tener un título, haberse formado y estar en continuo aprendizaje. 


Alberto Joven

jueves, 15 de septiembre de 2016

Y ahora, ¿ya soy #Emprendedor?


No hace mucho tiempo, o igual sí, que esto pasa muy rápido... escribía en este blog un post sobre emprendedores, la palabra de moda... que titulé "¿Qué es un emprendedor?" ¿Lo recuerdas? 

Bueno... al hilo de eso, también recordaréis que hace un poquito más de tiempo, organicé y participé en una charla de emprendedores en mi pueblo, en Morés, que denominamos ¿Y tú, que quieres ser de mayor? ¡¡qué bien me lo pasé!!

¿Qué por qué te cuento esto? Bueno... porque me surge y tengo una duda ¿Soy emprendedor? ¿Ahora sí y antes no? ¿Antes no y ahora tampoco? ¿Antes sí y ahora también?

Cuando organicé la Jornada "Y tú, ¿qué quieres ser de mayor?" cierta persona comentó que... "si yo no era autónomo, como era capaz de organizar y participar en una charla de emprendedores" (¿estará leyendo este post?). Claro... eso llegó a mis oídos, y a parte de hacerme gracia, me pregunté ¿Qué es un emprendedor?, de ahí el post que antes os he compartido.


Quienes me conocen un poco, sabrán de mi que soy una persona inquieta, directa, tenaz, luchadora, con mayor o menor éxito, pero siempre al pie del cañón. Comparto mi trabajo en una Asesoría Laboral con diversas colaboraciones con compañeros de profesión; también soy miembro del Centro de Innovación de Despachos en Aragón, en ocasiones participo y organizo charlas, jornadas y conferencias, manejo algunas cuentas de redes sociales, hago de speaker en eventos, pertenezco a la Asociación Morés Activo de mi pueblo, también a la directiva del C.D.Morés, bueno, y llevo muchos años trabajando de camarero en eventos, algunos de los cuales incluso he participado en su organización. Pero bueno, por lo visto... por aquel entonces no era emprendedor...

...Y viene a resultar, que ahora una nueva oportunidad ha llamado a mi puerta, y por supuesto, no la he dejado escapar. El tren, no se si pasa una vez en la vida, o pasa más veces... pero yo tengo claro que me subiré a todos los trenes que pueda. Alguno, me llevará a mi destino. Así está escrito ¡¡Pero no te equivoques!! El que escribe, no se sube por subir, se sube porque da el 100% en todos los proyectos en los que se involucra. Y de aquí nace Tendido 18 Teruel, una apuesta que parte junto con otro socio y amigo, y con el que esperamos crecer personal y profesionalmente.





Sí sí... que ya termino. Pues eso... que este proyecto es mío, que en breve abrimos nuestra tienda de Tendido 18, que ya soy autónomo... y que chico, no es por nada, pero me siento igual de emprendedor que hace 8 meses, 23 días y 12 horas. ¿Qué ha cambiado? ¿Qué ahora soy autónomo además de trabajar por cuenta ajena? Ah... pues vaya. Con qué poco se convierte uno en emprendedor...

Entonces, definiendo ¿ya puedo decir que soy Emprendedor? ¿De verdad? ¿En serio? Jo... no sé no sé... creo que voy a terminar como empecé...

¿Qué es un emprendedor?

Una vez más, gracias por leerme, gracias por seguirme, y en esta ocasión, si me va en orden la apuesta, el Kas de Limón esta vez no me lo juego, esta vez, te lo pago yo.






Alberto Joven

jueves, 8 de septiembre de 2016

Desaparece SILCON, ¿y ahora qué?


Según anunció en su día el Boletín Sistema Red 02/2016 en Septiembre 2016 tiene lugar por parte de la Seguridad Social, la orden de desaparición del Certificado Silcon

Todos los que os movéis en el mundo de la Asesoría Laboral, conocéis que el Silcon era nuestro método de identificación ante la Seguridad Social, con programas como WintSuite o ahora Siltra, vinculado a nuestro número de asignación de Sistema Red.

En casi todas las asesorías, existía un Usuario Principal del cual "colgaban" una serie de Usuarios Secundarios (colaboradores de las asesorías). Hasta aquí... nada nuevo.

Pero... ¿y cómo nos tenemos que identificar ahora para coordinar con la Administración de la Seguridad Social?





Tal y como dice el Boletín Sistema Red mencionado, nos tenemos que autentificar mediante una serie de certificados válidos (en el enlace está la información). ¿Qué sorpresa nos trae esto? Sorpresa, siempre bajo el punto de vista del que escribe, claro está.... y no muy positiva... Allá voy... en el próximo párrafo os explico.

La norma, exige que los certificados vinculados a la Clave de Autorización del Sistema Red, sean personales, es decir, no te servirá el  Certificado Digital de Entidad 2CA  que por ejemplo utilizas para la AEAT.

Ah, pues vale... de momento, parece que no pasa nada, ¿no? 

Pues si que pasa amigos, y no poco... Hasta ahora, el Silcon solo servía para autentificarse ante la Seguridad Social, pero ahora, si utilizamos el 2CA de la FNMT, a la postre el más utilizado ante las Administraciones,  tendremos instalado en el ordenador del trabajo una potente herramienta para consultar cantidad de Sedes Electrónicas de todas las Administraciones... ¡¡Tantas como estas!! ¡¡Son unas cuantas eh!!

Bueno... ¿seguimos con el... tampoco pasa nada? ¿No? ¿O sí?

Te voy a "meter" un poco de miedo... 

Sabías que con ese certificado...

- Un tercero puede consultar tus datos fiscales en la AEAT, e incluso cambiar tu domicilio fiscal
- Alguien puede modificar la domiciliación del agua de tu ayuntamiento
- Sería fácil darte de baja el seguro de tu coche Mapfre
- Podrían presentar una denuncia en tu nombre en algunas Administraciones
- Y más... y más... y más....

¿Te parece lógico? ¿Os parece lógico? ¿Pondrá la Seguridad Social alguna solución? ¿Tiene que estar tu certificado digital instalado libremente en un ordenador de la empresa? ¿Qué ocurre si alguien te lo "roba" de tu navegador?

Ufff... muchas preguntas ¿no? Muchas dudas me surgen ¿A ti no? ¿De verdad en la Administración nadie ha pensado esto?

No he podido ser el primero en darme cuenta... y como me da miedo, por eso os hago partícipes para que me deis vuestra opinión. Esta vez, no hay Kas de Limón... me parece un asunto bastante serio.

¡¡Gracias por leerme!!




Alberto Joven

lunes, 29 de agosto de 2016

¿Enchufamos? Activamos #ModoON


- Depresión post-vacacional
27 formas de volver feliz al trabajo
7 métodos para adaptarse a la vuelta de vacaciones
41 motivos por el cual ser feliz al volver de vacación
16 fórmulas para ser feliz en septiembre

Pues eso, lo mismo que todos los meses de agosto, como decía la canción de Ixo Rai. Si buscáis en Google hay cientos de post escritos al respecto... aunque, lo más seguro es que terminéis buscando donde ir de vacaciones en Navidad, o cuando solicitar el próximo puente... ¿qué no? ¡Kas de Limon!

No me considero un experto en Recursos Humanos, ni en Relaciones Laborales, ni en Psicología del Trabajo... pero si puedo afirmar que algo conozco de cada uno de los aspectos. ¿Qué pienso de la vuelta al trabajo? ¿Cuales son para mi las claves para volver a conectar?





Lo tengo claro, son solo DOS, aunque puedan tener múltiples vertientes y aspectos personales que pueden derivar en otras cuantas. ¿Las queréis saber?

  1. No Apagar durante el periodo vacacional. (Recuerda mi post "Desconectar SI pero apagar NO")
  2. Volver a un lugar de trabajo que te motive, con todo lo que ello rodea.
Bajo mi punto de vista, no hay más claves para volver a conectar. Podemos derivar como he indicado antes, multitud de desencadenantes de una depresión post vacacional... pero, hazte esta pregunta:

Estás deprimido... ¿porque vuelves... o por el lugar al que vuelves?


Qué puñetero soy eh... ¡¡lo reconozco!! Y es que además me gusta que esta última frase te haga pensar. ¿Por volver... o por el sitio al que volver? Je Je Je ¡¡Se sincero y contéstate a ti mismo!!

Si te apagaste 100% y "no quieres volver donde tienes que volver" you have a problem ... y si encima no te has buscado inquietudes, procesos de cambio, elementos motivadores externos, tu problema se acentúa de forma exquisita. No es que tengas una depresión post vacacional, es que tienes un panorama laboral bastante negativo, cuyo único escape se basa en los días en los que puedes escapar de tu puesto de trabajo.

Si me lees, sabes que suelo ser directo en mis post, es mi forma de escribir y mi forma de expresarme. Es posible que no estés de acuerdo en alguna de las afirmaciones aquí realizadas, pero... es mi opinión, y de lo que si estoy seguro, es que al menos, te he hecho pensar y recapacitar.

Piensa, construye, sueña, trabaja y actúa. Nadie te va a regalar nada. Busca tu motivación, tus retos, tu destino, pero no apagues.... o algún día no podrás volver a conectar. Pequeños logros a corto plazo, grandes propósitos un plazo más largo... pero nunca te estés quieto, nunca esperes a que tu único oasis sean tus vacaciones... porque de ser así, tu futuro laboral cada día será un poquito peor.

Yo no me conformo, no he apagado, sigo mi camino, y estoy convencido al 100% que hoy estoy un poco más cerca de conseguir mi propósito... que no será el definitivo, sino el comienzo de un reto mucho mayor.

¡¡Feliz vuelta al trabajo!!



Alberto Joven

jueves, 4 de agosto de 2016

"Desconectar SI pero apagar NO" #Vacaciones


¡¡Qué ganas de que lleguen mis vacaciones para desconectar!! ¿Quién no ha escuchado esa frase? Es una de las más repetidas en los últimos días (después por supuesto del proceso de investidura de nuestro gobierno, del que llevamos escuchando casi un año)

Cierto es que el cúmulo de estrés que venimos arrastrando, nos hace ir cargando nuestro cuerpo y nuestra mente hasta límites insospechados... hasta el típico "no puedo más" ¿Te ha pasado, a que sí? Y es que vivimos en una sociedad de aceleración, de inmediatez, del "todo para ya" que nos genera ese cúmulo de circunstancias negativas que generan el estrés.

Pero bueno... es nuestra vida eh... y ya sabes lo que decía Darwin y a lo que nos debemos adaptar. No queda otro remedio. Tenemos que aprender a gestionar ese estrés, esos momentos negativos, ese punto de nerviosismo que convive con nosotros.

Y llega el verano... y llega agosto... y... ¿¿desconectamos?? Venga te lo voy a permitir, que estés con tu Kas de Limón en el chiringuito. ¡¡Pero cuidado!! No me confundas desconectar con apagar.




Y tú me dirás... ¡¡venga tío si es lo mismo!! Pues no... para mi en absoluto es lo mismo. ¿Te lo explico?

Para mí, desconectar es dejar a un lado tus cotidianos problemas laborales y personales, y tomarlos de un modo un poco más liviano. Nunca olvidarlos... pero si intentar dejarlos ahí en el bolsillo del bañador. Es permanecer con el botoncito rojo del StandBy de la televisión listo para encender.

Apagar es olvidarte de todo, sacar eso que habías metido en el bañador y obviarlo en el coche, en el maletero, en el trastero. Posiblemente pasarás 2-3-7-14 días muy bien... pero ¿podrás volverte a enchufar?

Hace unos años, el período vacacional era otra cosa, lo reconozco. Hoy, que estamos siempre a vueltas con la #MarcaPersonal, ¿sabías que posiblemente uno de los momentos en los cuales tu marca personal se puede hacer visible es en los de vacaciones? ¿Por qué? ¡¡Sencillo!!

- ¿Qué hacemos cuando esperamos el bus para ir la playa?
- ¿Qué hacemos cuando vamos al chiringuito a tomar una cerveza?
- ¿Qué hacemos cuando estamos en la toalla en la arena?
- ¿Qué hacemos una noche de verano sentado en la terraza?
- ¿Qué hacemos cuando vamos en el tren a nuestro destino vacacional?

En un altísimo porcentaje, en todos esos casos somos consumidores de información, de datos. Observamos, leemos, tablet, móvil... ¿sigues pensando que en agosto no debes aparecer ahí?

Yo lo tengo claro... esto sigue cambiando a marchas forzadas, posiblemente demasiado rápido... pero pocas opciones nos quedan. O subimos, o nos quedamos. No te quiero convencer de nada... ¡¡yo me subo!! ¿¿Te vienes??

Finalizo. ¿Me permites 3 recomendaciones?
- Desconecta
- No apagues
- Sigue cuidando tu #MarcaPersonal

¡¡Prometo una foto con mi famoso Kas de Limón!!

¡¡Qué ustedes disfruten y les dejen disfrutar!!


Alberto Joven

lunes, 1 de agosto de 2016

2016, ¿primera etapa cumplida?


Cómo siempre que terminamos un año y comenzamos uno nuevo, decenas de propósitos tenemos en nuestra mente... que casi siempre... se van diluyendo con el paso de los meses. Seguro que alguna vez ha sido tu caso ¿a qué sí? El mío también eh... no creas que soy mucho más "agudo" (que dicen en mi pueblo) que tú.

Pero este 2016 me empeñé en que iba a ser distinto. Si, distinto. ¿Por qué? Simple hartazgo, por ejemplo, deseos de cambio reales, por otro ejemplo, necesidad de cumplir retos, por un ejemplo más... y porque solo se vive una vez, ¡qué joder! Vivir escondido en las faldas de la mesa camilla, solo te genera una sensación placentera durante un breve espacio de tiempo... pero ya nunca podrás aspirar a mucho más. He decidido salir de esas faldas, y luchar por conseguir retos de verdad. ¿Una locura? Quizá... pero sólo se vive una vez.

Esto más o menos, lo expresaba al escribir uno de mis últimos post del año 2015, donde yo mismo me "autoafirmaba" que estaba "Listo para despegar".






Y de repente te plantas en agosto, como pasa el tiempo... y te preguntas ¿primera etapa cumplida? Me la voy a jugar, yo considero que sí. ¿Qué podría haberlo hecho mejor? ¡Seguro! ¿Qué podría haber superado algún reto más? ¡Seguro! ¿Qué me queda mucho por mejorar? ¡Seguro! ¿Qué debería haberme esforzado más en algunas facetas? ¡Seguro! Pero... qué he puesto toda la carne en el asador y he luchado contra viento y marea por seguir adelante... ¡¡¡seguro también!!!

Queda la última parte del año... la segunda parte. La más importante, la definitiva. De por medio, vienen dos semanas de descanso, de vacaciones, de desconectar pero nunca de apagar. Siempre vivo con el botoncito rojo del StandBy listo... por si hay que actuar con rapidez.

He descubierto que en esta vida, nadie regala nada, ni quiero que me regalen, aunque algunos viven en su particular mundo de que hay que estarles eternamente agradecidos... ¿por qué? No es que lo haya descubierto yo... quizá me expresé mal... es ley de vida. No hay regalos que valgan. Toca seguir luchando por crecer... y si me conoces un poco, sabrás lo tozudo que soy para eso. ¡¡Vaya si lo soy!!

¿Qué por qué te cuento esto? Sencillo y fácil. Porque si yo estoy en este momento de fuerza, trabajo, oportunidades, retos... también lo tienes que estar, lo puedes estar, lo debes estar. Recuerda, sólo se vive una vez.

¿Te lo resumo en una frase que vi por la red y que da fe de lo que realmente es nuestra vida?

"Deja de joder a tu YO del futuro y de culpar a tu YO del pasado"

¿Lo necesitas más claro? ¿No verdad?

Y poco más que contaros... aquí seguiré informando de mis aventuras y mis desventuras, de normativa y de personas, de proyectos y de realidades... en definitiva... de los momentos que nos da la vida... Sí sí... esa que solo se vive una vez.

¡¡Nos leemos!!



Alberto Joven

lunes, 18 de julio de 2016

15 días los elige la empresa y los otros 15... #Vacaciones2016

Alguna vez, ya he comentado en este blog que el segundo lugar donde más leyes se conocen y modifican, es la barra del bar. Ya sabéis, en el Congreso de los Diputados están los que legislan, analizan y llevan a cabo las normas, y en el Bar los que las interpretan. ¡¡Qué sencillo!!

El tema de las vacaciones, es uno de los más controvertidos y que más juego dan, y por supuesto, que más veces será buscado en Google durante los próximos días.

¿Quién elige las vacaciones? ¿Cuántas vacaciones me corresponden? ¿Y si cae un festivo en medio? La norma popular, como bien sabéis, dice que 15 días los elige el trabajador y 15 la empresa ¡Y punto! ¡Y esto va a misa eh! 

Esto, como podéis imaginar no deja de ser una "idea de la calle" bien lejos de la realidad, pero seguro, que tú que estás leyendo el blog ahora lo has escuchado más de treinta y cuatro veces. Ya sabes... me juego un Kas de limón.



Las vacaciones anuales, vienen definidas por el Artículo 38 del Estatuto de los trabajadores, que dice textualmente: "El período de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a 30 días naturales"

En ningún momento la norma habla de que el trabajador o la empresa tengan libertad a la hora de indicar los periodos vacacionales anuales. Deberá existir siempre un acuerdo previo, y un tiempo definido para que ambos conozcan el calendario vacacional de la empresa.

Conviene de vez en cuando, leer determinados artículos del Estatuto de los Trabajadores, que dejan bien a las claras diversas dudas como pueden ser esta de las vacaciones. Aquí te dejo el enlace.

Es muy importante conocer también, que todas las empresas deberían definir a primeros de año un calendario laboral con las horas anuales a realizar (siempre definidas en el convenio colectivo) con el fin, de saber realmente el número de días laborables que la empresa tendrá a su disposición a los trabajadores. Cualquier empresa que tuviese un mínimo interés por los costes definidos en hora de sus trabajadores, tendría un estudio sobre este calendario laboral. 

En definitiva, las vacaciones son un acuerdo previo empresa trabajador. ¡¡Siempre!! ¡¡Acuerdo!! Recuerda esta palabra. Ni tú le puedes decir a tu jefe "la semana que viene no vengo", ni el jefe te puede decir a ti "la semana que viene no vengas" ¿Sencillo de entender?

Los 15 días que elige la empresa, los 15 días que elige el trabajador son mitos, leyendas de barra de bar que no hacen ningún bien al devenir de tu vida laboral.

Otra cosa distinta, son las necesidades de flexibilidad horaria, o las necesidades de parones por motivos de producción. Son elementos distintos que se salen del clima normal de negociación y que tienen procedimientos distintos.

Termino ya. Si eres empresa, en enero, planifica tu calendario, estudia las horas del convenio, marca los puentes, y tendrás un estudio perfecto de horas/año/trabajador para establecer unos adecuados costes laborales. Si eres trabajador, exige ese calendario, planifica, y recuerda... nadie elige 15 días, salvo con el Kas de limón en la mano.

Bueno... y... ¡¡felices vacaciones para el que las disfrute!!



Alberto Joven